La mejor nariz del té I

La mejor nariz del té I

1402 900 Derby Hotels Collection

Inés Berton se define a si misma como buscadora de té. Y realmente ese nombre le va como anillo en el dedo. Entrar en su tienda de la calle Bonavista de Barcelona es como entrar en el país de las maravillas del té. Un lugar único en el que viajas al medio oriente en cuanto entras por la puerta.

Después de haber tenido el placer de conocerla tras haber preparado la carta de tes de casi todos los hoteles de Derby Hotels Collection, la oportunidad de hablar con ella vuelve a surgir y no dudamos en aceptar y poder conocer Tealosophy y la magnífica persona que hay detrás.

De repente, la puerta de la tienda se abre y aparece un chico con un paquete para Inés de parte de Derby Hotels. Una caja de la tienda ‘Au nom de la Rose’ llena de rosas de colores, la tienda preferida de nuestra tea blender que salta de alegría y empieza a tomar fotos de su regalo. “Esto sólo puede ser Derby!”, exclama. No podemos encontrar mejor momento para sentamos en las dos butacas de la íntima tienda y empezar con la entrevista…

Au Nom de la Rose
Au Nom de la Rose – Tealosophy

Desde bien pequeña, en Argentina, que ha vivido cerca del mundo del té. Cuando volvía del colegio sabía que encima la mesa le esperaba una tetera humeante de té de hebras. Ella lo sigue recordando como “un momento único” y más si se acompañaba con unas tostadas con manteca, nos explica. Una memoria de la infancia que sigue sacándole una sonrisa cuando lo recuerda.

El olor

Inés empezó su carrera como perfumista en el sur de Francia. Unos estudios que le sirvieron para “trabajar la nariz”. Y es que, como ella nos cuenta, “primero hay que recordar aromas para poder crear perfumes”. Entrenar la nariz es una parte esencial de su trabajo. “Empiezas creando familias de aromas”, nos explica Inés, y más tarde, “profundizas en estos grupos”.

“No existe ningún límite para la nariz”, nos cuenta, y para esta tea blender parece que tampoco existe ninguna frontera en el conocimiento de los aromas. El camino hacia la perfección olfativa va desde el aroma floral hasta el olor a rosa Iceberg. ¿Hasta el tipo de rosa sabe decirnos? Sí, hasta esto.

Pero no siempre fue un camino de rosas, y nunca mejor dicho, su don fue un día un problema. “Cuando era chica los olores me detonaban el dolor de cabeza”, recuerda. Aún se acuerda del olor a lejía que utilizaban para limpiar su colegio. Actualmente, Inés Berton practica mucho la meditación ya que le ayuda a respirar mejor y así poder “gestionar el olfato”.

Tealosophy Té
Harmony Té – Tealosophy

“Necesito la naturaleza, el color verde”

La transición desde el mundo de los perfumes hasta el de las hebras tiene un culpable: la naturaleza. “No me veía encerrada en un laboratorio creando perfumes”, nos explica. A Inés le gusta la naturaleza y siente especial atracción por la pintura.

Ha estado siete años viviendo en la Gran Manzana, quizás por su relación con el color verde del nombre o por la frenética vida de Nueva York, pero allí empezó su historia de amor profesional con el té.

“Conseguí un trabajo en el Guggenheim”, nos cuenta con una sonrisa, y allí descubrió una pequeña tienda de tés al lado del museo. “Siempre iba y escogía yo los ingredientes, mezclaba cosas… Me gustaba mucho hacerlo”, explica Inés. Allí fue cuando la dueña de la tienda se convirtió en su conexión con la que sería su mentora durante mucho tiempo, Fumiko, con la que aprendió el significado más profundo del té.

Su viaje hacia Oriente

Su vida cambió y hasta el día de hoy, está dedicada al mundo del té. Chanel, BMW, L’Oreal, MasterCard ola CasaRealEspañola son algunos de los clientes para los que Inés Berton ha trabajado.

Pero tal vez, nunca se imaginó cuando estaba en la pequeña tienda de Nueva York que acabaría preparando un té para el Dalai Lama. “Es un té en forma de perlas que se abren cuando las echas en el agua”, nos explica con voz gratificante mientras saca su móvil del bolso para enseñarnos una fotografía. Nuestra tea blender preferida junto con el Dalai Lama, una fotografía que nunca olvidará.

Tealosophy: el té como lenguaje

Crear su propia marca fue la cima y la recompensa por todo el trabajo hecho. Podemos encontrar más de 120 variedades de blends, y nos damos cuenta de ello cuando levantamos la vista para mirar todas las cajas que rodean la tienda.

Tealosophy
Tealosophy

Una de las principales características de su té es que se cosecha en altitud, de esta manera se consigue que la clorofila se concentre a un mayor nivel. Todo esto nos lo explica Inés mientras coge una cajita y la abre para que la podamos oler, es increíble todo lo que nos transmiten unos segundos de olor…

Cada uno de los ingredientes que forman sus blends han sido elegidos minuciosamente por la propia tea blender. En Tealosophy trabajan con el arbusto del té, Camelia Sinensis, del que solamente utilizan las dos hojas nobles del arbusto, los brotes, “que tienen una textura aterciopelada”, nos cuenta en lo que parece una mini clase magistral sobre la elaboración del té.

Inés Berton
Inés Berton – Tealosophy

 

¿Quieres saber más? Atento porque la historia continuará…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+
2 comentarios
  • Tuve oportunidad de probar los te, y son exquisitos. Me encantaria saber mas y también en que lugar de Buenos Aires se pueden comprar.
    Un placer, muchas gracias

    • Derby Hotels Collection Mayo 29, 2013 at 4:43 pm

      Hola Ana,
      En Buenos Aires, tienes dos tiendas donde encontraras Tealosophy:

      Galeria Promenade – Av. Alvear 1883 (L37)
      Palermo – Gorriti 4865 (entre Armenia y Gurruchaga)

      Ademas, ya hemos publicado el capitulo II de la entrevista que le hicimos a Ines Berton. Lo puedes leer en este link: http://www.derbyhotels.com/blog/la-mejor-nariz-del-te-ii.html

      ¡Muchas gracias por escribirnos! Y si necesitas mas informacion, no dudes en volver a contactarnos.

Dejar una Respuesta