¿Qué no puede faltar en tu neceser?

¿Qué no puede faltar en tu neceser?

400 267 Derby Hotels Collection

¡Hoy tenemos un artículo especial! Sus autoras son las periodistas de belleza, Àngels Marín y Elisabet Parra, del blog Belleza Activa, uno de los blogs pioneros en España del sector belleza. Nos han escrito sobre los productos que no podemos olvidar a la hora de preparar el neceser de viaje: desde cremas hidratantes o solares hasta las pautas que debemos seguir para que nuestro neceser sea el perfecto compañero de viaje. Esperamos que os sirva de ayuda. Ahora, ¡buen viaje al mundo de la planificación!

 El neceser de viaje puede ser un aliado fundamental o un estorbo innecesario, en función de lo que incluyamos en él. Por ello, es importante tener en cuenta varios factores en el momento de confeccionarlo. Te lo contamos.

Los cosméticos que se incluyen en el neceser de viaje dependen de múltiples factores, como el destino, el tipo de viaje, el número de viajeros, la edad y condición física de éstos y, evidentemente, los gustos personales. Al kit básico formado por el cepillo de dientes y el gel de baño se añaden un sinfín de cosméticos que pueden hacer el viaje mucho más agradable. Para no sobrecargar la maleta con productos inútiles, es importante tener en cuenta todos estos factores a la hora de escoger, pensar bien qué se puede necesitar y no olvidar cosas tan básicas como los repelentes de insectos o los protectores solares.

 

 

Evidentemente, el destino y la duración del viaje son dos aspectos fundamentales para elaborar el neceser cosmético, pero no los únicos. Es fundamental tener en cuenta el tipo de viaje y las actividades que vamos a desarrollar: un crucero, una ruta en coche con frecuentes cambios de hotel, la estancia en un camping o en un resort de lujo, la visita a museos, la realización de excursiones a pie o en bicicleta por el campo… Todo ello va a condicionar la cosmética escogida.

También hay que tener en cuenta el transporte, ya que los viajes en avión condicionan el número y volumen de los cosméticos. Pero también si se realiza una ruta a pie no hay que sobrecargar la mochila.

Por último, es importantísimo tener en cuenta los gustos y costumbres propios.

Sobre este aspecto inciden en especial los dermatólogos para garantizar algo tan básico como la protección solar. Está comprobado que un protector solar sólo se utiliza y se reaplica con asiduidad si el usuario se siente a gusto con él. Al elegir un protector de viaje es básico escoger el más adecuado al destino: de  playa, montaña, ciudad, etc. Pero también el más agradable de usar. Porque hay que tenerlo claro: sea cual sea el destino del viaje, el fotoprotector es imprescindible.

Relax
Relax

Otro imprescindible es la hidratante facial. Lo más adecuado es llevar la que se utiliza a diario, ya que aunque el tarro parezca muy grande no suele superar los 50 mililitros. Una forma de aligerar peso es usar un tarrito de plástico rellenable.

En caso de tener la piel sensible, e incluso aunque no se tengan habitualmente problemas, es conveniente ser precavido y optar por una hidratante equilibrante que calme y evite daños medioambientales. La razón es que a menudo los viajes alteran el cutis por diversas razones (sequedad ambiental en los aviones y los coches; contaminación, humedad o excesiva exposición solar en algunas zonas del planeta, etc.), y es mejor prevenir reacciones indeseadas.

Por la misma razón, es necesario añadir al neceser un bálsamo labial. Los labios son una de las zonas más sensibles y tendentes a la sequedad que, además, puede presentar daños como grietas que permiten la penetración de bacterias y virus.

En el caso del cuerpo, además del clásico desodorante, es conveniente incorporar un relajante muscular, especialmente si se realizan rutas o se va cargado, y un cosmético relajante para pies y piernas. Un perfume en formato viaje, una barra de labios roja y una máscara de pestañas negra no ocupan espacio y son absolutamente imprescindibles en muchísimas ocasiones.

Por último, recordar que los viajes en avión presentan restricciones para el traslado de líquidos y cosméticos. Puede incluirse cualquier cosmético en cualquier formato siempre que se introduzca en la maleta y ésta se facture, es decir viaje en la bodega del avión. En caso de no facturar o querer llevarlo en el equipaje de mano, los cosméticos no deben superar los 100 mililitros por envase y, en total, no pueden sumar más de un litro; y hay que disponerlos en una bolsa de plástico transparente con auto cierre de 20×20 centímetros.

 Por Belleza Activa.

Travel
¡Nos gusta viajar con las maletas bien organizadas!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+