INFORMACIÓN IMPORTANTE: Este sitio utiliza cookies para mejorar los servicios que le ofrecemos. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No volver a mostrar este mensaje

Colección de Arte

Ubicado en el Palacio Vedruna de principios del siglo XIX, el hotel Claris desprende elegancia y buen gusto en su impresionante arquitectura. La construcción del hotel en 1992, respetó la fachada original del edificio para integrarlo con su entorno

El acceso a las habitaciones se realiza desde corredores desarrollados en torno a un patio de considerables dimensiones que perfora el edificio en toda su altura, revestido de molduras de piedra y que alberga dos ascensores panorámicos que conducen hasta la terraza.

El patio forma en planta baja un gran jardín interior compuesto por un estanque con dos caídas de agua y una zona seca de piedra de mármol blanco a modo de jardín japonés. En el centro del estanque revestido de pizarra negra sobresale una escultura de cerámica de artista.

Arte Precolombino

La Sala-Museo del Hotel Claris cuenta con una nueva exposición, Los Mayas y el esplendor de América. Formada por más de cincuenta obras centradas especialmente en creaciones representativas de la civilización maya, que van desde los incensarios decorados, joyas y objetos fabricados en jade o recipientes cerámicos mayas, constituyen una de las producciones más logradas del mundo antiguo. En sus elementos decorativos figuran textos jeroglíficos, motivos geométricos, animales, dioses y seres humanos realizando una amplia gama de actividades, especialmente vinculadas a ceremonias religiosas o escenas de palacio.

Otras culturas precolombinas ocupan el resto del contenido temático. Figuras de Mesoamérica y el Área Central, varias representaciones humanas en cerámica de las variadas culturas del Occidente de México y estatuas de guerreros de Costa Rica que vivieron el impacto que supuso la llegada de los españoles a América.

El Área Andina también forma parte de este amplio abanico cultural, concretamente con los característicos recipientes cerámicos de la cultura nazca, una urna funeraria y los diferentes objetos utilizados durante sus actividades rituales.
 

Colección de arte

La colección de arte del Claris consiste esencialmente en piezas egipcias pero también cuenta con mobiliario inglés de los siglos XVIII y XIX, kilims turcos del siglo XIX, esculturas y mosaicos romanos de los siglos II y III d.C,, grabados de Guinovart, grabados originales encargados por Napoleón en 1812 y esculturas indias y birmanas de los siglos V al XIII. En total, “Los tesoros del Claris” conforman una colección con más de 400 piezas.