Cómo comportarse en la cena de empresa

Cómo comportarse en la cena de empresa

1698 1099 Derby Hotels Collection

En la última entrada de nuestro Blog os hablamos sobre los consejos del dress code para la cena de empresa. Y como os adelantábamos, hoy os proponemos unos sencillos consejos de protocolo para pasar con nota este evento anual.

Derby Hotels Collection ha propuesto el marco más adecuado para preparar la cena de Empresa y Qué me pongo, la empresa de asesoría de imagen y protocolo dirigida por Montse Guals, los pasos a seguir.

Las cenas de empresa

Se trata de una cita ineludible, las empresas suelen organizar las cenas de Navidad con sus empleados durante las primeras semanas de diciembre. El formato y el número de invitados puede variar según el tipo de compañía pero, a pesar de la situación económica global, casi todas las empresas intentan reunir a su equipo para celebrar las Fiestas. Una costumbre que en muchos casos suele consistir en una cena, un momento para conocerse mejor en un ambiente distinto.

Durante la cena

No nos olvidaremos de saludar a nuestra llegada a la persona que nos ha invitado. Es un buen momento para conocer directivos u otros miembros de la empresa, sobre todo en grandes compañías. De todas formas, según la Directora de Qué me pongo es importante no forzar la situación sino “esperar a que alguien nos presente y no introducirnos directamente”, explica.

Las cenas de Navidad no son un buen momento para hablar de trabajo y también debemos evitar hablar sobre temas demasiado íntimos. Suele producirse un ambiente de “falsa confianza” que puede prestarse a confidencias de las que, muy probablemente, nos arrepentiremos al día siguiente. Un detalle importante que no debemos olvidarnos: no usar el móvil durante la cena y evitar las fotos, sobre todo mientras estamos comiendo.

El formato de la cena varía según el número de invitados: Desde una mesa presidencial para grupos no muy numerosos (hasta 45 comensales) hasta un formato de varias mesas de 10 a15 personas, por ejemplo. Suele predeterminarse dónde se sentará cada invitado y tal y como señala Montse Guals: “Es importantísimo respetar la distribución en las mesas y nunca nos levantaremos durante la cena a hablar con los miembros de otra mesa”.

Discreción y elegancia hasta el final

“No nos levantaremos de la mesa hasta que lo haga el anfitrión”, explica Guals. Otro punto que recalca es que la cena no ha terminado hasta después del postre y el café.

Si tras la cena hay música, bailaremos si nos apetece “pero siempre con discreción”, explica Montse Guals. En el caso de que sea otro compañero o incluso nuestro jefe quien pierda la compostura “lo correcto es no hacer comentarios y evitar siempre los corrillos”, apunta.

Cuando la cena llega a su fin, es importante no olvidarse de despedirse cuando abandonamos la fiesta. También es un buen detalle de protocolo enviar al día siguiente un mensaje de agradecimiento a quien corresponda.

Este tipo de reuniones no suelen alargarse más allá de las doce o una de la madrugada. Y en la mayoría de casos, se celebran en jueves o viernes, por lo que ello condiciona también el horario. El último consejo de Montse Guals es “intentar no irse el primero pero tampoco el último”.

¿Qué os han parecido todos estos consejos? Esperamos que os sirvan para disfrutar de la cena de empresa. Y sobre todo, para hacerlo proyectando la mejor imagen y actitud que tenemos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+